Jeff Mills, la pureza del techno - image  on http://www.vanidad.es

Destacados

Jeff Mills, la pureza del techno

By  | 

Jeff Mills lo es todo en el techno. El origen, el presente y el futuro. Con su risa críptica, su mechón blanco y su mirada híper sabia, compartió con nosotros una tarde mágica para hablar de música electrónica, viajes espaciales, robots más sabios que humanos y cosas que un día llegarán del cielo.

Hace tiempo la edición dominical de el periódico El País mostró unas fotos increíbles de Detroit: edificios asolados, vacíos y derruidos, con interiores que se conservaban intactos y solitarios. Era, a la vez, fantasmagórico y bello. Pensé inmediatamente en la música electrónica, en el techno, que nació en esa ciudad ahora casi fantasma. Y en los artistas como tú que habéis nacido allí. ¿El Detroit actual te inspira? ¿O ya no reconoces tu ciudad?

La verdad es que no reconozco este Detroit. Cuando yo crecí allí, las cosas funcionaban: los barrios estaban a pleno rendimiento, el Gobierno hacía cosas, en las oficinas había trabajo. El declive empezó cuando yo tenía unos 21 años. No había trabajo y la gente se empezó a marchar. No había entonces edificios vacíos pero sí la sensación de que los habría…. Estuve hace unos días y me contaron que había planes de futuro con buena pinta: dividir Detroit en nueve barrios, volver a habitar todas esas casas vacías, llenar las escuelas, que los niños que ahora viven en suburbios vuelvan a la ciudad y con ellos sus padres… Así que lo que me inspira mi ciudad es que hay algo que ya nunca volverá a ser y que hay que empezar de cero. Es duro ver que han demolido todos los edificios que un día conocí y que ya no estarán nunca más.

Es normal, es la ciudad que amas.

Bueno, es la única ciudad que realmente conozco. Y también la mentalidad de sus ciudadanos. Después he vivido en Chicago y en Nueva York, pero Detroit es mi ciudad.

¿Tu música cambia cuando tú cambias de ciudad?

Totalmente. Básicamente, porque actúo para personas que experimentan la música de una manera muy diferente por sus influencias. Por ejemplo, en Detroit la gente adora bailar, así que la música tiene ir más rápida. Incluso canciones que fueron creadas para sonar despacio, tienen que acelerarse en Detroit. Cuando me mudé a Nueva York me di cuenta de que allí escuchan la música mucho más despacio, aunque no se den cuenta. Después me fui a Chicago y allí es muy parecido a Detroit, les encanta bailar, pero con influencias mucho más latinas. Y luego vino Berlín y allí la música sí que va realmente rápido. Estoy seguro de que si eligiera Nueva Orleans o Los Ángeles encontraría nuevos patrones de baile. Me interesa mucho cómo se experimentan música y baile, según la ciudad donde se viva y como el artista se adapta a estas variables.

He visto que en Facebook estás colgando varios vídeos sobre ovnis y vida extraterrestre que tienen que ver con tu nuevo proyecto, “Something in the sky”. ¿Me puedes contar un poco sobre esto?

A la gente realmente le interesa “Something in the Sky”. Es normal, las diferentes posibles formas de vida es algo apasionante. El tema que abarco en este proyecto no trata necesariamente sobre aliens ni hombrecitos verdes. Hablo de cosas que vienen de fuera, del espacio, y que siempre hacen su aparición desde el cielo. Puede ser un meteorito, puede ser una explosión del Sol, puede ser radiación, pueden ser hombrecitos… Así que la música que he compuesto se adapta a ese supuesto: algo va a pasar, algo vendrá del cielo. Vivimos en un mundo extraño y pasan cosas. Y algunos lo sabemos.

Esto lo has dicho tú: “Imagino un tiempo en el que los planteamientos de la ciencia-ficción serán posibles. Un tiempo en el que el ser humano podrá viajar al espacio y los viajes a otros planetas se convertirán en una rutina”. Si tuvieras la oportunidad de hacer estos viajes, ¿lo harías? ¿Aceptarías los riesgos?

¡Por supuesto! Creo que explorar lo que hay en el espacio, es la segunda cosa más importante de nuestras vidas, después de la reproducción humana. Pero claro, estas exploraciones tienen consecuencias… Pero creo que hay que sacrificarse y hacerlas.

Qué banda sonora tan maravillosa crearías si tú viajaras al espacio…

No sé… A lo mejor sería el sonido. de la oscuridad. Puede que el resultado de viajar tan lejos y flotar en la oscuridad solo sea el silencio. Un álbum lleno de silencios. Yo qué sé, es una locura.

jeffmiles

Sé que eres un gran apasionado de la robótica. Si consiguieras tener una réplica tuya, ¿cómo la tratarías?

La verdad es que creo que una de las mejores cosas que puedes hacer es tener una “extensión” de ti mismo. Bueno, es lo que intenta la gente cuando se reproduce y tiene hijos, ¿no? Pero volviendo a las máquinas, creo que hacer un robot a imagen y semejanza humana, siempre será un error. Necesitamos hacer robots mucho más inteligentes que nosotros. Si queremos sobrevivir, al menos. Tenemos que diseñarlos para que aprendan de nuestros errores, pero nunca para que los repitan otra vez. O híbridos de humanos y robots, quizá eso tenga más sentido. Mentes humanas que vivan para siempre en máquinas indestructibles. Eso sería realmente la eternidad.

Es curioso que menciones esa palabra. Muchas veces me pregunto cómo debe ser, como ocurre en tu caso con la música, haber creado cosas que duran para siempre…

Es imposible contestar a eso. Básicamente, no tenemos ni idea de qué es la eternidad ni hasta cuando… dura. Ni sabemos si el tiempo es eterno.

Bueno, creo que eres muy afortunado por conseguir rozar lo eterno, o lo que sea, con tus creaciones. Eres muy humilde, pero es así.

La música nunca podrá compararse a ideas generales que sí son eternas, como el odio y el amor.

Hablando de cosas que duran para siempre… ¿Tienes principios, aplicados a la música, que has intentado mantener desde que eras un adolescente hasta ahora?

Hay algo que aprendí desde muy joven. Cuanto más pongas de ti en lo que compones, más oportunidades tienes de conectar y contactar con otra persona. Esa otra persona percibe que lo que transmites es de verdad. La idea viene primero, la música después. Por eso me interesa tanto la música conceptual.

Esto me hace pensar en una cita tuya en “Electroshock”, la biografía de Laurent Garnier. Decías: “La música es tratar de inspirar a los que viven a la vez que tú y a los que vendrán después”.

Desde hace miles de años la música solo tenía una gran utilidad: comunicar historias. Bailar fue algo que surgió después. De hecho, el entretenimiento a base de música es algo bastante nuevo. La música es una forma muy poderosa de transmitir ideas. Eso es lo importante, no la fiesta. Es a lo que me refería con esa frase que has citado.

Entonces, esa cita de Underground Resistance [el mítico colectivo-guerrilla-techno que formó en los 80’ con Mike Banks en Detroit para difundir música y activismo político], “¿Acaso no está claro de que la música y el baile son las llaves del Universo?”, ¿dónde queda?

Bueno, esa frase no se refiere al baile como algo físico sino algo más… A ver, es como cuando suena un tema de Sam Cooke. Escuchas la canción, te das la vuelta, ves a la persona que amas y… Eso es el “baile” al que se refiere esa cita de Underground Resistance.

¿A ti te gusta bailar?

Solía bailar un montón. ¡Me encantaba! (Risas).

Jeff Mills actúa en Space Ibiza el domingo 28 de agosto.

Por Marta Hurtado de Mendoza. Fotografía de Rubén Vega.

Si te gusta el techno, quizá te gustará leer la entrevista exclusiva que le hicimos a Richie Hawtin con motivo de la celebración de los 20 años de Plastikman. Pincha aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies