Cómo ponerte a estudiar y que te cunda (de verdad) - image  on https://www.vanidad.es

Inspiración

Cómo ponerte a estudiar y que te cunda (de verdad)

By  | 

Si hincar codos no es lo tuyo, tranquilo, no estás solo. Sentarse a estudiar es fácil. Basta con coger el libro que necesitas y sentarte frente a él. Pero de ahí a concentrarte y conseguir que el tiempo te cunda es otra muy diferente.

Nos pasamos muchos años de nuestra vida estudiando (por no decir la vida entera) pero en ningún momento nos han enseñado cómo hacerlo. Ni en el colegio, ni en el instituto ni en la universidad. Es algo que tenemos que ir aprendiendo nosotros mediante prueba y error. Y en ocasiones, nunca damos con la manera correcta de hacerlo.

estudiar 1

Otra cosa que también pasa es que nos cuesta concentrarnos. Es fácil distraerse con cualquier cosa, ya sea con el móvil o con algún objeto de nuestro escritorio. Por no hablar de que justo cuando decidimos ponernos a estudiar se nos ocurren mil y una tareas que hacer antes de eso. Ordenar el cuarto, hacer limpieza de ropa, dibujar, ver vídeos en YouTube, lo que sea. Todo suena bien.

Pues bien, en Vanidad queremos darte algunos trucos para que te resulte un poco más fácil ponerte a estudiar e, incluso, que le cojas el gustillo a hacerlo.

PREPARA TU ZONA DE ESTUDIO

Partamos de la base de que la organización es la clave. Si tu escritorio es un caos y está lleno de papeles, carpetas, libros, tickets, bolis y artilugios varios, mal vamos. Es hora de ordenar todo y de tirar lo que no necesites. Es esencial tener un escritorio limpio, espacioso y bien iluminado para concentrarte mejor.

estudiar 2

Encima de la mesa solo los utensilios necesarios, ni uno más ni uno menos.

ESTABLECE UN HORARIO

Preparar un horario ayuda a organizarse. Saber que tienes unas horas determinadas para estudiar porque luego tienes otra cosa que hacer, te ayuda a mentalizarte de que tienes que estudiar sí o sí. Y además, es un buen método para acostumbraste a estudiar cada día. Es una manera de crear disciplina.

ALEJA EL MÓVIL MIENTRAS ESTUDIAS

Evitar las tentaciones es fundamental. Apaga el móvil o sácalo de tu espacio de trabajo cuando te toque estudiar. Saber que hay gente que te está mandando mensajes o ojear Instagram o Facebook se vuelve demasiado tentador cuando estamos en nuestro escritorio. Pero, ¡atrás! Ahora no es el momento. El móvil puede esperar.

estudiar 3

Te darás cuenta de cuanto te puede llegar a cundir el tiempo una vez apartes el móvil mientras estudias.

HAZ DESCANSOS Y COME ALGO

Está demostrado que después de un par de horas estudiando empiezas a rendir menos y la concentración decae. Antes de que te exploten los sesos, sal de tu espacio de estudio, bebe agua, come algo, despéjate. Es tremendamente importante que desconectes de tus apuntes y te distraigas con otra cosa antes de volver a sentarte. Tu cerebro también se merece un descanso.

estudiar 4

No intentes darte atracones de estar seis horas seguidas estudiando. Lo más probable es que no te surta el efecto que deseabas. Además, si llevas la organización a rajatabla, tampoco lo vas a necesitar.

 

 

Marina Niemietz – @marinantz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies