Erdem - image  on https://www.vanidad.es 

Destacados

Erdem

By  | 

vanidadnmwimg_7924

A Erdem Moralioglu no se le debería poder entrevistar a través de correo electrónico. Él merece un cuestionario en toda regla escrito de nuestro puño y letra, en un bonito papel de Smythson. Sería romántico esperar ansiosos sus respuestas durante días y ver llegar, por fin, a nuestra redacción un remite desde un misterioso estudio en Bethnal Green. A pesar de sus orígenes canadienses, Erdem estudió en el Royal Collage of Art de Londres, formándose con Vivienne Westwood y Diane von Furstenberg. Erdem tiene sólo 33 años y ya ha vestido a las mujeres más importantes del mundo, ha ganado también más de un millón de libras cuando se le otorgó en 2007 el premio más relevante que concede la crítica británica, el British Fashion Council Award. Pero si por algo es importante este diseñador para nosotros es por la revolución que implica el triunfo y reconocimiento absoluto en la pasarela de un diseño femenino, pensado para esas chicas a las que seguro las señalaban con el dedo en el colegio gritándoles cursis. Los vestidos de Erdem nos conmueven con sus delicadas creaciones, que sólo podemos mirar, a veces tocar, y casi nunca comprar. Sin embargo, no debemos olvidar que lo mejor de la moda es que nos permite soñar y Erdem aporta el imaginario perfecto para ello. Estilo aparentemente clásico, rígido, académico, lo que algunos, tras una mirada superficial, definirían como “ladylike”, pero que no tarda uno en darse cuenta de que ésa es solo la forma y de que el contenido roza lo gótico, lo inestable, lo dramático. Erdem recurre a los estampados, a veces figurativos otras más abstractos, para desconcertarnos, invitarnos a un mundo irreal de apariencia mundana. Con él hablamos de relaciones epistolares, de Londres y otras influencias y de la crueldad de la belleza.

vanidadnmwimg_8000

Querido Erdem, es un verdadero placer poder entrevistarte, te admiramos enormemente. Creo que deberíamos haberte enviado una carta con nuestras preguntas, así veríamos cómo es tu letra… Sería muy romántico. ¿Sueles escribir cartas?
Lo que más me gusta escribir son postales, me encanta enviar tarjetas desde sitios lejanos y extraños, la última que mandé fue desde Japón.

No sé por qué pero te imagino odiando los coches, la tecnología, los myspaces y facebooks, ¿es una invención mía?
No tengo facebook ni myspace, pero por el contrario me encanta la tecnología y recurro a ella muy a menudo para mi trabajo como diseñador. Para crear todos mis tejidos y estampados siempre utilizo ordenador. Creo en la tecnología usada con “mano humana”. Me gusta la idea de diseñar estampados digitales con aspecto “handmade”.

¿Has tenido alguna vez alguna relación epistolar con alguien?
Sí, la he tenido pero ninguna de la que vaya a hablar nunca.

¿Cómo definirías tu letra?
Desordenada, rara…

Cuando estaba en el colegio odiaba escribir con bolígrafo, solo quería escribir a lápiz hasta en los exámanes, esto estaba terminantemente prohibido… ¿Te gusta escribir a lápiz?
Me hace gracia que me hagas esa pregunta porque a mí me pasó exactamente lo mismo. Tengo una manía y es que solo puedo escribir con portaminas, y no todos me valen… Sólo unos muy concretos, de 0.5 mm. Odio escribir con bolígrafo.

¿Qué tipo de cosas recuerdas dibujar cuando eras pequeño?
Mujeres. He dibujado chicas desde pequeño, es lo primero que recuerdo.

¿Dibujabas en los márgenes de los libros?
Siempre. Me solía sentar en los pupitres de las últimas filas y me dedicaba a hacer mini colecciones en las esquinas de las libretas. Concibo cada colección como un nuevo capítulo del mismo libro de una mujer. Hay una narrativa pero siempre es la misma chica…

vanidadnmwimg_7913bg

¿Cómo la definirías?
Por el tipo de preguntas que estás haciendo creo que sabes a qué tipo de chica me dirijo… Es una chica bastante inteligente a la que no le importa mucho diferenciar entre estaciones. Tiene mucha personalidad y sigue sus propias convicciones, su propio ritmo. Es colorista, dulce y elegante.

Precisamente, el color es una de tus señas de identidad…
Sí, diría que el color, el optimismo y… la excentricidad…

¿Has escrito alguna vez una carta a alguno de tus ídolos o a alguien a quien admires? ¿Cómo la empezarías?
Nunca he escrito una carta a ninguno de mis ídolos pero, de hacerlo, se la escribiría a David Hockney. Empezaría: “Querido Mr. Hockney: gracias por obsequiarnos con tan grandiosas dosis de color en este mundo…”.

¿Crees que hoy en día la gente valora los pequeños detalles? ¿Qué tipo de cosas de tiempos pasados echas de menos algunas veces?
Lo que más pena me da es que ya no se hagan verdaderas fotografías. Se han perdido para siempre. Nos hacemos una foto a nosotros mismos y al momento podemos girar la cabeza y vernos en la pantalla. ¿Dónde ha quedado la ilusión de ir a revelar un carrete y ver todas las sorpresas que guardaba esa pequeña camarita en su interior?

¿Qué personas te inspiran?
Yves Saint Laurent, Main Bocher y Charles James.

Tres cosas que hayan influido en tu colección para este invierno son…
El libro “Wisconsin Death Trip”, la nieve y la serie de fotografías de Ryan McGinley, “Moonmilk”.

¿Crees que Londres influye en tus colecciones de alguna manera?
Nací en Canadá pero siempre digo que crecí entre Montreal y Birmingham. Londres significa para mi el lugar en el que todo da comienzo. Es también una ciudad llena de secretos, desde las callejuelas de Spitalfields hasta los almacenes del Victoria and Albert Museum. Es el sitio perfecto para perderse y eso, de por sí ya es muy inspirador. Si paseas por Kingsland Road- desde Stoke Newington pasando por Dalston hasta Shoreditch, puedes ver todas las facetas de la vida. Esta mezcla es lo que hace a Londres tan interesante.

vanidadnmwimg_7701

Si no trabajaras en moda, ¿qué crees que habrías sido?
Me habría gustado ser diseñador de vestuario del Royal Ballet o del Metropolitan Museum…

Este invierno muchas publicaciones señalan que lo moderno es ser clásico. En mi opinión, tu estilo podría definirse muy antisistema, reaccionario, parece muy correcto y naive pero considero que es en realidad, gótico, oscuro… ¿Crees en la tristeza de la belleza, en el “gótico rosa”?
Nunca había oído la expresión “gótico rosa” pero sí creo que todo lo bello debe contener un elemento de, precisamente, lo contrario. Esa parte podría ser la tristeza. Me gusta eso de “gótico rosa”, lo utilizaré para algo…

¿Qué le dirías a una chica para que sea fuerte en momentos difíciles?
¡Ánimo! ¡Estás preciosa!

La pasada primavera Miuccia Prada creó la que, en mi opinión, fue una de las colecciones más bonitas para Miu Miu, llena de pajaritos y detalles preciosos. Todas las chicas del mundo soñaban con ella pero no estaba al alcance de casi nadie… ¿no te parece un pequeño acto de crueldad?
Sé lo que es querer algo con todas tus fuerzas, amarlo, y no poder tenerlo. Hace poco vi un cuadro de Andy Warhol que me fascinó y que sé que nunca podré comprar. Es cruel.

En una ocasión comentaste que no te gustaban los diseños y estampados demasiado perfectos… ¿Cuál es tu idea de la belleza?
Es verdad, para mí la belleza no debe ser perfecta. Por ejemplo, diseñé una tela con estampado “toile de jouy” y lo que me inspiró fue la idea de dejar a la intemperie mobiliario maravilloso y ver cómo se va degenerando, destruyendo en el exterior.

¿Puedes pensar en un ejemplo de cómo la belleza puede hacer sufrir?
Por desgracia, la verdadera belleza está al alcance de muy pocos.

vanidadnmwimg_7651bw

Por Marta de la Calzada.
Fotografía de Nicole Maria Winkler.
Realización de Adam Winder.

Todas las prendas de Erdem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies